Caracas 21 de mayo de 2019. Este martes, se cumple un paro escalonado por 72 horas. Los profesores universitarios, en tono de protesta, consignaron un documento petitorio ante la Embajada de China. Acudieron a esa embajada considerando, que como Rusia, China ha estado al lado del régimen, y el sector universitario considera importante transmitirle cuáles son las condiciones (de vida y laborales) reales de Venezuela.

La profesora y presidenta de la FAPUV, Lourdes Ramírez de Viloria, reconoció que los «aliados del régimen» responden a intereses políticos y económicos. Pero, aún así desde el sector que representa, programarán otras visitas a otras embajadas, para exponer el colapso de la educación universitaria. Así como el de los demás sectores que están afectados por la crisis generalizada.

«Vinimos a entregar una comunicación en la que planteamos que estamos ante la posibilidad de perder nuestro acervo cultural. Así como la violación de la autonomía universitaria…» comentó la profesora Lourdes Ramírez de Viloria, desde las afueras de la Embajada de China en Caracas.

El grupo logró su cometido, pese el impresionante despliegue de seguridad, que le impidió a los manifestantes se acercara a la puerta de la Embajada. «Después que habían permitido la entrada de dos personas, dijeron que era una sola», puntualizó la profesora Ramírez de Viloria.

En el mismo documento también explicaron la profunda inseguridad que sufren todos los campus universitarios. Igualmente, reclamaron los salarios que perciben los trabajadores. «Un obrero grado uno, percibe un salario equivalente a 6,6 dólares mensuales, lo que equivale a 0,22 dólares diarios. Un profesor de categoría, con postgrado, doctorado y que habla varios idiomas su salario aproximado es de 17 dólares al mes, unos 0,57 dólares al día». inmediatamente agrega, «según la ONU entonces, seguimos en pobreza extrema».

«En el medio del colapso de la educación universitaria, como resultado de la emergencia humanitaria compleja que sufre Venezuela y ante un régimen que no da respuesta, necesitamos las manos amigas internacionales para salvar la universidades del país.», puntualizó la presidenta de la FAPUV.

En ese sentido pidieron ante la embajada de China, «solidaridad con nuestras universidades». Además de que sus buenos oficios, «sean para crear un ambiente internacional favorable para la apertura democrática en Venezuela y así salvar la educación venezolana», sintetizó la profesora.

La profesora Viloria alertó, que pese las complicaciones, los recibió el director político de la embajada, Sutao Son. Este les dijo que en sus 10 años de servicio, es la segunda vez que está acreditado por su país y ha notado cómo se ha deteriorado, el país y la vida de los venezolanos.

El diplomático se comprometió a mantener contacto con el sector universitario para explorar cómo les puede ayudar. Así como también, para conocer las denuncias que los docentes universitarios sigan generando, «a medida que avanza el deterioro de las condiciones si no hay un cambio político rápido» alertó Viloria.

Las próximas visitas a otras embajadas, las anunciarán en su debido momento, «para evitar el bloqueo», advirtió la profesora.

Vea la transmisión aquí.

Equipo de prensa de PuntodeCorte

Foto PuntodeCorte

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram