Inicio Noticias (Opinión) ¿Y qué es peor…? Por José Antonio Gil Yepes

(Opinión) ¿Y qué es peor…? Por José Antonio Gil Yepes

Por Punto de Corte
257 Lecturas
José Antonio Gil Yepes
Caracas, 26 de marzo de 2020
Por José Antonio Gil Yepes*
@joseagilyepes

Las respuestas al coronavirus son frenar la expansión por cuarentena, el tratamiento, la vacuna y minimizar el daño económico que supone el aislamiento. En cuanto a frenar la difusión, se observan tres patrones: Cuarentena Temprana, No Cuarentena y Cuarentena Tardía. Venezuela optó por la Temprana (con buenos resultados; el bajo potencial de tratamiento no permite hacer otra cosa); Gran Bretaña pasó de No Cuarentena a Cuarentena Tardía y Brasil se mantiene en Baja Cuarentena.

Minimizar el daño económico depende de políticas gubernamentales y las opciones han sido No Hacer Nada, Apoyar el Consumo y Apoyar la Inversión Privada. Venezuela se inició en No Hacer Nada; pero está hablando de Apoyar el Consumo. Estados Unidos,

China y los países europeos Apoyan el Consumo y la Inversión Privada.

Las políticas de apoyo al consumo son el pago de sueldos a los empleados de las empresas privadas, congelamiento de alquileres de viviendas y reducción del IVA. Las políticas para recuperar la producción son exoneraciones fiscales, créditos blandos y reducción de aranceles de insumos para inversionistas.

Si Venezuela es el país con las peores políticas y resultados económicos del mundo, es de Perogrullo que, para responder a la tragedia económica que se avecina, debería ofrecer grandes incentivos a la producción privada. Pero el gobierno más bien insiste en pagos puntuales y adelantados de impuestos y subió la Unidad Tributaria. ¿Por qué lo hace, si la recuperación del crédito a la producción no le costaría nada, sólo necesita reducir el Encaje Bancario? Bajar aranceles a insumos no sería gran sacrificio si ya lo hizo para importar chucherías. Reactivar las empresas estatales entregando acciones a los deudores le ahorraría pagar sus deudas. Recuperar las empresas privadas que fueron expropiadas sólo le costaría ofrecer exoneraciones fiscales por unos años.

Pero entiéndase bien, las enfermedades y muertes por hambre y niños creciendo con taras mentales por desnutrición desde 2014 son pálidas para lo que viene si el gobierno continúa su plan ideológico de minimizar la empresa y mantener la cuarentena. ¡Escoja!

(*) Directivo de Datanalisis

* Punto de Corte no se hace responsable de las opiniones expresadas en los artículos, quedando entendido que son de entera responsabilidad de sus autores.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados