Inicio NoticiasEconómicas Lo que opina el economista Zambrano sobre crédito de la CAF para proyecto eléctrico en Venezuela

Lo que opina el economista Zambrano sobre crédito de la CAF para proyecto eléctrico en Venezuela

Por Barbara Cordova
437 Lecturas
CAF Zambrano

Caracas, 06 de diciembre de 2019. El economista y jefe de la firma Anova Políticas Públicas, Omar Zambrano publicó este viernes una serie de mensajes en la red social Twitter, sobre la posible aprobación por parte de la Asamblea Nacional de un préstamo por 350 millones de dólares, emitido por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Venezuela.

Zambrano reiteró “la debacle del sector eléctrico venezolano es una catástrofe humanitaria palpable. La destrucción de SEN ha costado miles de vidas y destruido una inmensa porción del tejido social y productivo del país”.

“Existen sobradas razones para ver con ojo crítico la posible operación financiera CAF-ONU. Ello no implica que uno se oponga a la solución del problema eléctrico. Ese maniqueísmo hay que dejarlo a propagandistas e incautos”

En este sentido, el economista aclaró que “hay varios aspectos que me parecen particularmente preocupantes sobre la forma como se ha querido mercadear la operación de crédito de CAF por 350 millones de dólares para la recuperación del sector eléctrico. Hay una deliberada intención de oscurecer quién es el solicitante de este préstamo. La verdad es que este es un préstamo con garantía soberana solicitado por el único con capacidad de solicitarlo: el Ministerio de Finanzas de la República Bolivariana de Venezuela”.

“Hay que reiterarlo, esto no es una operación solicitada por el Grupo de Boston, ni la AN, esta es una operación de crédito solicitada por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a un organismo financiero internacional, en este caso, la CAF”, recalcó Zambrano.

Asimismo, aseguró que “hay que agregar que es un préstamo multilateral regular, cobrado a tasas y plazos estándar de CAF, cuyos compromisos de principal e intereses deberán ser asumidos por la República. No hay nada particular ni humanitario en las condiciones del crédito”, lo cual resulta “problemático”, debido a que “Venezuela está en default financiero y tiene un caso extremo de sobre-endeudamiento. El impacto de endeudar más a un país sobre-endeudado debería ser una preocupación de primer orden para el organismo financiador (y para la AN)”, explicó.

“Venezuela necesita gran financiamiento internacional para reconstruir su infraestructura. Pero nueva deuda debe contratarse después de un proceso de renegociación profunda de la deuda actual, acompañado de un programa de estabilización y reformas. Lo demás es agravar el problema”

“Lo responsable es evaluar el impacto de esa operación, pero en el contexto actual la AN no tiene ningún elemento para evaluar la sostenibilidad de la deuda del país, ni siquiera se sabe cuáles son los supuestos macroeconómicos del presupuesto porque no hay presupuesto público”, indicó el economista.

Señaló que “pareciera que deliberadamente se transmite la idea que será el PNUD, y no el gobierno, el encargado de llevar a cabo las obras planteadas en el préstamo. Esto sencillamente no es cierto. Y quizá sea adecuado hacer una aclaratoria al respecto”.

“Agencias de la ONU con frecuencia actúan como órganos de administración de proyectos en países en desarrollo. Su rol es, fundamentalmente, el de un administrador que presta sus sistemas para hacer adecuada implementación y seguimiento de contratos de compras y suministros. Es decir, la agencia de las Naciones Unidas ayuda a que la adquisición de bienes, consultorías, licitaciones de obras y maquinaria se haga con estándares internacionales. Eso es frecuente y muy común. Nada mal con eso, pero debe quedar claro que la agencia, es decir, el PNUD en este caso, no será bajo ninguna circunstancia quién implemente las inversiones relacionadas con ese gasto, el ejecutor final será el gobierno venezolano a través de sus autoridades eléctricas, es decir, Corpoelec”, sentenció Zambrano.

Aseveró que “lo anterior debe quedar claro, porque aunque la presencia del PNUD es positiva, no garantiza una ejecución eficiente del gasto planteado. Ejemplo, un botón: La represa de Tocoma, con abundante financiamiento multilateral y agencias ejecutoras con estándares internacionales”.

Asimismo, informó que la sociedad debe tener conocimiento de que el PNUD como administrador, conlleva costos para el país. “Típicamente las agencias de Naciones Unidas cobran una tasa de recuperación de costos que está entre 8% y 12%”, lo que serían unos 35 millones de dólares que serían cargados a una Venezuela ya endeudada. “Esto resulta extraño, en un país donde el propio sistema de Naciones Unidas tiene desplegada todas sus agencias para mitigar los efectos de una crisis humanitaria”

“Más allá de los aspectos puramente políticos, la operación de crédito de Gobierno-CAF-ONU parece implicar costos y riesgos de ejecución que no han sido suficientemente aclarados hasta ahora. Haría falta un esfuerzo adicional en este sentido de sus proponentes”

“Con la información que se tiene hasta ahora, en mi opinión no hay nada que indique con certeza que los objetivos planteados de recuperación del sector eléctrico puedan ser alcanzados a través de este instrumento”, concluyó el economista.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Bloomberg: Filial de Rosneft lidera conversaciones sobre algunos acuerdos de servicios con Venezuela 06/12/2019 - 14:17

[…] Lo que opina el economista Zambrano sobre crédito de la CAF para proyecto eléctrico en Venezuela […]

Los comentarios están cerrados