Inicio NoticiasInternacionales Zapatero tira la toalla como mediador entre el régimen de Maduro y la oposición

Zapatero tira la toalla como mediador entre el régimen de Maduro y la oposición

Por Indira Crespo
129 Lecturas
Zapatero diálogo Venezuela

Caracas, 30 de junio de 2019/.– José Luis Rodríguez Zapatero ya no es mediador entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición de Venezuela, Sus más de 150 pernoctas en suelo venezolano en los últimos tres años no han dado frutos tangibles, asegura el medio El Confidencial.

Las negociaciones habidas en República Dominicana fracasaron en febrero de 2018. Por aquel entonces, Zapatero propuso un documento para que ratificaran las partes. El denominado Acuerdo de Convivencia Democrático por Venezuela incluía, entre otras medidas, un cronograma para la celebración de unas elecciones legislativas, la apuesta por el respeto del Estado de Derecho, un plan para mejorar la situación económica y la creación de una comisión de la verdad para reparar a las víctimas de abusos por parte de las instituciones.

La oposición declinó ser signataria de un acuerdo que establecía unas elecciones para el 22 de abril siguiente. Estimó que no había tiempo para que las instituciones, en especial la Comisión Nacional Electoral, se reformasen para garantizar un proceso limpio y democrático. Un negociador venezolano aclara a El Confidencial que “se necesitan un mínimo de dos años para reparar unas instituciones que Maduro ha arruinado completamente”.

Dos semanas más tarde, el diputado Julio Borges, explicaría en rueda de prensa que el expresidente socialista había ejercido presiones y amenazas sobre los representantes no gubernamentales. “Yo creo que ya el tiempo de Zapatero pasó. Zapatero se quemó como mediador“, sostuvo Borges ante los medios.

“Hasta cierto punto, puedo entender el fracaso de Zapatero, resulta muy difícil trabajar con la oposición venezolana porque está desunida, cada cual va a sus intereses y, además, muchos de ellos han sido financiados por el propio Gobierno de Maduro“, recalcó a El Confidencial un ex alto mando chavista que hoy tiende puentes entre la Casa Blanca y Caracas.

Fuentes del entorno más próximo a Zapatero apuntan a dicho diario que sus tareas de mediación entre el régimen venezolano y la oposición han finalizado. De acuerdo con lo expresado por esos mismos informantes, la presencia de político socialista en la capital dominicana se debía a su pasada implicación como mediador y su conocimiento privilegiado de la naturaleza del conflicto.

Estas circunstancias motivan que le pidan consejo ciertos políticos venezolanos, funcionarios de organizaciones internacionales y responsables de terceros países. La discreción reina en los términos de sus conversaciones con otros interlocutores.

En realidad, como apuntan esas mismas fuentes del círculo más próximo al político leonés, su papel de punta de lanza en las negociaciones concluyó toda vez que Juan Guaidó se juramentó como presidente interino, ya que ese hecho abrió un periodo de mayor conflictividad y complejidad política interna en Venezuela, donde conviven dos presidencias y dos legitimidades, complicándose aún más la resolución del conflicto.

Negociaciones desconectadas

Ahora, José Luis Rodríguez Zapatero conoce de primera mano y sigue con interés la mediación que lleva a cabo el Gobierno de Noruega desde mayo pasado. El Ejecutivo noruego ha sido capaz de volver a sentar en una misma mesa a representantes de Maduro y a una parte importante de la oposición en lugares como Oslo, República Dominicana, Isla de Margarita y Barbados

Finiquitada la Mesa de Diálogo que comandó Zapatero, este desea que la vía de mediación guiada por Noruega avance y concluya con resultados positivos, según refiere una persona del entorno del político socialista.

Pero esa vía noruega “es una pantomima”, según relatan a este medio negociadores que lidian en otras mediaciones paralelas.

El Gobierno de Maduro está fraccionado en clanes de poder. Las reuniones propiciadas por los noruegos no conducen a ningún lugar, según cuentan a este diario fuentes de esas negociaciones y de Inteligencia. “Cilia Flores

recela de Jorge Rodríguez [ministro de Comunicación e Información] y dice en la intimidad que esos representantes que acuden a Oslo, a isla Margarita y próximamente a Barbados están traicionando a su marido”, comenta un negociador venezolano.

La realidad, como contó El Confidencial esta semana, es que la diplomacia secreta con mayor peso ejecutivo y con más posibilidades de éxito camina por otro lado. Prebostes del chavismo están negociando directamente con enviados de la Casa Blanca para constituir una junta de gobierno que garantice una transición sin sangre donde los militares con mando tendrían un protagonismo especial. Nicolás Maduro tendrá que abandonar el país para que eso ocurra, según el plan de los negociadores. Las conversaciones se llevan a cabo principalmente en Santo Domingo, Bogotá y Washington.

Continúe leyendo en El Confidencial.

Puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Iván Duque ante el fallecimiento del capitán Arévalo 30/06/2019 - 12:12

[…] Zapatero tira la toalla como mediador entre el régimen de Maduro y la oposición […]

Los comentarios están cerrados